martes, 29 de mayo de 2012

LAS NECESIDADES DE AGUA DE RIEGO EN LOS JARDINES (PARTE 5)

En este artículo voy a realizar algunas observaciones sobre los temas tratados anteriormente, al objeto de que las generalidades, no las interpretemos como siempre válidas, y si estudiemos nuestros casos particulares, mas con la razón, para aplicar el sentido común y el porqué de las cosas de forma sencilla.
Como vemos en la gráfica, a mayor evaporación, transpiración y calor, mayores necesidades de agua. Y estas necesidades no son estanco. Al igual que el clima, o el estado de la planta, donde según que estadio, crecimiento, floración, en jardinería, se requerirá mas o menos agua. Almería, no es La Coruña y los datos medios, no son datos del día a día.
Cada jardín es un mundo. Donde está construido, abierto o cerrado, se ventila o no, junto al mar, o en interior, para una misma zona. Nuestras observaciones serán determinantes.
El riego automático, es cómodo, optimiza consumos, pero debe estar bien diseñado. No tienen ningún sentido, bañar los arbustos existentes, y facilitar la proliferación de hongos, o caracoles. Tampoco tiene sentido, el riego a medio día, en pleno estrés de la planta, y evaporación, además de calentamiento del líquido en reposo.
Nuestro suelo, es arenoso u arcilloso. Si es lo primero, el agua se infiltrará rápido, o incluso se perderá. Si es arcilloso, será lento y se distribuirá más lentamente, con lo cual estará más retenido en superficie. Cosas prácticas.
GRÁFICA 2.
**Autor: Ramón José Cortina Badía (Ingeniero Agrónomo).

LA BIBLIOTECA DE FORMAJARDIN