domingo, 3 de febrero de 2013

DE VUELTA AL PUEBLO

Con esta entrada inauguro un nuevo apartado dentro del blog llamado "Reflexiones", en la vida la mayoría de las cosas no son blanco o negro.
 
Muchos de los padres en los pueblos mandan a sus hijos a estudiar a la ciudad, "estudia y luego trabaja en la ciudad que en el pueblo se gana poco dinero". En estos tiempos los hijos estudian, pero pocos pueden luego trabajar y se vuelven al pueblo. Incluso los que si han tenido oportunidad de trabajar y ahora están en paro se vuelven al pueblo.
 
¿Es esto un fracaso?. Puede haber parte de esos hijos que vuelven al pueblo que sientan que han fracasado en su oportunidad porque realmente ellos deseaban establecerse en la ciudad. Por otra parte otros hijos habrán regresado a su hogar encantados por volver a un medio que les aporta más seguridad vital.
 
Sea como sea yo creo que estos hijos que vuelven al pueblo pueden aportar mucho. Sus estudios, sus experiencias y vivencias son de gran valor para romper esquemas.
 
Con romper esquemas me refiero a romper con tradiciones rurales muy arraigadas y que no siempre son las óptimas. Muchas cosas se hacen porque toda la vida se han hecho así, esto se produce en muchos pueblos en los que la agricultura y la ganadería son los motores económicos. Os pongo varios ejemplos de los que he sido testigo:
 
-Déjate de agricultura ecológica, si quieres coger cosecha labra la tierra y echa abono químico.
-Si los olivos y la vid funcionan porque probar a plantar otra cosa.
-Vete a lo seguro, las granjas de producción intensiva han funcionado toda la vida.
-¿Agroturismo?, ¿tú crees que la gente va a pagar por participar en tareas agrícolas?.
-¿Asociarme yo?, que cada uno defienda lo suyo.
-Los ecologistas siempre están fastidiando a los pobres agricultores.
-Las águilas nos dejan sin perdices y conejos a los cazadores.
 
Habría muchos más ejemplos, pero he puesto varios ejemplos representativos de esa mentalidad tradicional que cuesta mucho que se abra a nuevas situaciones o posibilidades.
 
Estoy convencido que estos hijos que vuelven al pueblo pueden crear situaciones de emprendurismo y que desde las administraciones locales se les deberá apoyar.

LA BIBLIOTECA DE FORMAJARDIN