jueves, 24 de enero de 2013

¿Y SI AUMENTA 4ºC LA TEMPERATURA MEDIA GLOBAL?

El Banco Mundial ha publicado un estudio que ilustra los posibles impactos que supondría un probable aumento de 4ºC en la temperatura media global durante este siglo, en un intento riguroso de esbozar una serie de riesgos, centrándose en los países en desarrollo, especialmente en los más desfavorecidos.
 
Descarga ““Turn Down the Heat” aquí (Inglés, 85p.).
 
Según los últimos estudios, es muy probable que si no se realiza un desacoplamiento radical entre crecimiento económico y emisiones de carbono lleguemos a un aumento de 4ºC antes de fin de siglo.
 
El aumento de las temperaturas medias globales es ahora de unos 0,8ºC por encima de los niveles preindustriales y se prevé que pueda llegar hasta 4ºC a finales de este siglo.Esto es el doble de los 2ºC que la mayoría de los científicos señalan como la barrera para evitar los peores efectos del cambio climático. El informe señala que muchos de los impactos del cambio climático ya han comenzado a hacerse sentir.
 
No actuar contra el cambio climático ha puesto la “cerilla encendida sobre la pólvora” dando lugar a ciudades inundadas, tormentas intensas, olas de calor y escasez de alimentos y agua. Este escenario desesperante todavía puede evitarse si los gobiernos actúan de una manera agresiva y decidida en la lucha contra el cambio climático, haciendo un uso inteligente de la energía y los recursos.
 
El informe advierte que, incluso cumpliendo los actuales compromisos de emisión de gases de efecto invernadero, es poco probable que estos tengan un impacto significativo en el aumento de las temperaturas, pues ya hay regiones con problemas crecientes de sequía, zonas húmedas y costeras inundadas, así como graves dificultades para acceder a alimentos, agua y suministro de energía.

Recomendaciones

El Banco Mundial exige que las subvenciones de más de 1 billón de dólares que reciben los combustibles fósiles en todo el mundo y otros subsidios perversos se destinen a un mejor uso, y también aboga por la introducción del concepto del capital natural como un valor que pueda ser integrado en los balances económicos nacionales.
 
El Banco también recomienda ampliar la inversión pública y privada en infraestructuras sostenibles capaces de soportar impactos climáticos extremos, desarrollar los sistemas de transporte de bajo carbono, y potenciar la eficiencia energética en los edificios.
 
Fuente: World Bank

LA BIBLIOTECA DE FORMAJARDIN