miércoles, 15 de mayo de 2013

LA IMPORTANCIA DE UN JARDÍN

Me gustaría dar las gracias a Alfredo, por dejarme participar en su blog. Un espacio con la misión de enseñarnos un poco más de los secretos de la jardinería y de las plantas en general. Enhorabuena Alfredo, gracias a personas como tú el mundo es un poquito más verde.
 
Jardines de sensación, jardineros con razón
Muchas personas somos jardineros por vocación. Tenemos a la jardinería y el cuidado de las plantas como uno de nuestros distraimientos de la vida cotidiana, trabajo y problemas mundanos. Yo al menos me relajo viendo crecer a mis margaritas mientras ellas hacen que me olvide del trabajo y esta situación tan española pidiendo mis cuidados y regalándome bonitas miradas y preciosas fotos. Nosotros tenemos este amor por la naturaleza, y dejamos que especialistas como el que regenta este blog se encargue de los conceptos técnicos y nos de consejos. Pero el amor en la naturaleza también está en su respeto en forma de saber cuáles son nuestras limitaciones y la dificultad que entraña muchos de sus cuidados.
Me refiero con esto a tareas como el cuidado del césped, no hay planta que pueda resultar más bella para una casa que una superficie cubierta de este tapiz natural y de su frescura, pasar un rato tumbado en él una tarde de miércoles hace creerte que ya estás a viernes. Pero para conseguir esto tienes que entender que el césped requiere unos conocimientos, condiciones, un sistema de regado y sobre todo un tiempo que por desgracia no muchos de nosotros tenemos, o eso o bien contamos con un jardinero, bonita profesión que tristemente está sufriendo los estragos de esta crisis.
Soluciones dignas para un jardín verde.
Yo quiero abogar por la tenencia de un césped en casa, para mí es necesario. Si no podemos o no sabemos tenerlo veamos otra serie de posibilidades que nos permitan disfrutar de las sensaciones que transmite, posibilidades en pro de fomentar este espacio verde nuestras casas. El césped artificial ha  evolucionado tanto en estos últimos tiempos que ha conseguido una perfecta simbiosis con las plantas naturales que podamos tener a nuestro cuidado. Una moqueta artificial que no requiere nuestro tiempo y hace que resalten las pequeñas flores o frutos que crecen en nuestro modesto jardín.
Habrá gente que esté de acuerdo conmigo y gente que no cuando defiendo que la tenencia de una capa de césped artificial en casa es muestra también de un espíritu verde y de respeto a la naturaleza, porque como bien se dice una de las formas de preocuparse por las cosas que crecen es entender el cuidado que necesitan y saber cuándo podemos dárselo.
Antonio M. bloger invitado.

LA BIBLIOTECA DE FORMAJARDIN