viernes, 21 de enero de 2011

JARDINERÍA EN EL ESPACIO CON PLANTAS DE PEPINO

**Fuente original: MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) - Enlace

Las plantas son fundamentales para la vida en la Tierra, convirtiendo la luz y el dióxido de carbono en alimentos y oxígeno. El crecimiento de las plantas puede ser también una faceta importante para consolidar la supervivencia humana en la exploración del espacio.

La jardinería en el espacio ha sido parte de la Estación Espacial Internacional desde el principio: guisantes cultivados en invernadero o experimentos en el Sistema de Producción de Biomasa. La estación espacial ofrece una oportunidad única para estudiar el crecimiento de plantas en ausencia de gravedad, algo que no se puede hacer en la Tierra.

El último experimento de este tipo que ha ocupado a los astronautas es el 'Hidrotropismo y expresión de genes inducibles a la auxina en raíces cultivadas en condiciones de microgravedad', conocido como HydroTropi. Las operaciones se llevaron a cabo entre el 18 y el 21 de octubre. HydroTropi es un estudio en ejecución a cargo de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), que se centra en la dirección de crecimiento de la raíz. En microgravedad, las raíces crecen hacia los lados, en lugar de arriba y abajo como lo hacen en virtud de las fuerzas gravitacionales de la Tierra.

Usando plantas de pepino, los investigadores buscan determinar si el hidrotrópico - la orientación de las raíces de las plantas debido a la respuesta al agua - puede controlar la dirección del crecimiento de las raíces en condiciones de microgravedad. Para realizar el experimento HydroTropi, los astronautas llevaron semillas de pepino de la Tierra a la estación espacial para que crecieran. Las semillas, introducidas en cámaras de hidrotropismo, fueron sometidas a 18 horas de incubación en una instalación denominada Celda de Experimento en Biología. Entonces los tripulantes activaron las semillas con agua o una solución saturada de sal, seguida de una segunda aplicación de agua 4 a 5 horas.

La tripulación cosechó las plántulas de pepino y los preservó mediante su fijación en tubos de fijación, que fueron almacenados en congeladores a la espera de regresar a la Tierra, informa la NASA.

Los resultados de HydroTropi, que regresarán en la misión STS-133, ayudarán a los investigadores a entender mejor cómo las plantas crecen y se desarrollan a nivel molecular. El experimento demuestra la capacidad de una planta para cambiar en la dirección de crecimiento en respuesta a la gravedad (gravitropismo) frente al crecimiento de dirección en respuesta al agua (hidrotropismo). Al observar la reacción de las plantas a los estímulos y la respuesta resultante de la auxina diferencial - el compuesto que regula el crecimiento de las plantas - los investigadores aprenden sobre la expresión génica inducible de las plantas.

En el espacio, los investigadores esperan que HydroTropi les mostrará cómo controlar la dirección del crecimiento mediante el estímulo hidrotrópico, y este conocimiento también puede dar lugar a avances significativos en la producción agrícola en la Tierra.

Foto Nasa

LA BIBLIOTECA DE FORMAJARDIN