viernes, 26 de febrero de 2021

PON FOCOS SOLARES EN TU JARDÍN MARAVILLOSO


Persona afortunada la que tiene un jardín del que disfrutar agradables tardes al sol o de la desconexión que produce su fructífero trabajo. Sin embargo, las zonas ajardinadas no solo pueden disfrutarse durante el día. Al llegar la noche con una distribución acertada de luminarias puede quedar un entorno de gran belleza, casi mágico. Para conseguir el efecto deseado sin gastos en el consumo energético, existen las luces solares.

Un paseo nocturno, una cena romántica, un juego de acampada con los más pequeños…. Son muchas las actividades que se pueden llevar a cabo en el jardín de casa cuando el sol se oculta para descansar. Con una distribución equilibrada de luces solares puede quedar un jardín espectacularmente iluminado para la noche, creándose un entorno de gran belleza con un poco de creatividad.

La posibilidad decorativa de luces en estos espacios es enorme, pero si se quiere tener una iluminación más amplia del entorno, en este enlace se localizan una serie de focos solares recomendados para exteriores. Estas luminarias soportan cualquier tipo de clima y proporcionan una potente iluminación que hace posible utilizar el jardín en toda su dimensión.

¿Qué son las luces solares?

Antes de pasar a las recomendaciones para una correcta distribución con la que decorar jardines con luces solares, hay que saber qué son exactamente este tipo de dispositivos.

Como norma general, las luces solares para jardín están compuestas por una pequeña batería y un panel de células fotovoltaicas. Estas placas capturan la energía solar durante el día y, al llegar la noche, gracias a su mecanismo de relojería, traspasan esa energía que se mantiene acumulada en la batería hacia las bombillas, encendiéndolas.

Estos objetos lumínicos son cada día más demandados para decorar o iluminar zonas exteriores, desde jardines hasta terrazas, balcones e incluso ventanas. No necesitan instalación eléctrica alguna, ahorrando en la factura de la luz. Además, como no tiene consumo de la red eléctrica, se consideran ecológicos, más aún si su bombilla es LED solar.

Decoración de exteriores con luces solares

Las posibilidades decorativas son enormes, y el consumo energético cero. Su distribución permitirá que desde lugares altos y usando focos potentes se ilumine una amplia zona del jardín o que, con pequeñas instalaciones en los rincones con luz indirecta, sirva para decorar espacios muy concretos sin que se vea la propia lámpara.

La luz suave en tonos amarillos es ideal para crear atmósferas íntimas y relajadas. Tonos verdes, azules, violetas… repartidos y ocultos detrás de setos y matorrales darán un aspecto fantasioso y muy vistoso al conjunto. Las blancas marcando un camino de piedras entre el jardín iluminando las zonas de paso ofrecerán la seguridad necesaria y un aspecto estético muy elegante, eliminando otras opciones más costosas y poco atractivas de iluminación.

Así mismo, para una fiesta o un evento especial, aumentar el número de estas luces o darles más potencia a los focos conseguirá un espacio seguro y divertido, sin aumentar el coste de la factura. Las fiestas nocturnas adquirirán un aspecto más mágico y ensoñador, convirtiendo el entorno en un lugar diferente y atractivo. El complemento perfecto para cualquier actividad nocturna en los jardines particulares.

Elegir bien las lámparas solares

Como cualquier otro producto, la elección debe ir en consonancia con las necesidades a cubrir o las preferencias de las personas que las usan. En el caso de las lámparas solares para jardín, habrá ciertos elementos que hay que considerar para una compra correcta.

En primer lugar, habrá que decidir si se quiere que se enciendan a cualquier hora o solo de noche, y si se prefiere que tengan sensor de movimiento para que iluminen solo cuando alguien este pasando por las inmediaciones.

Es importante asegurarse de que son impermeables si se van a colocar en un patio o jardín que esté a la intemperie o en contacto con sistemas de aspersión de riego. Otro elemento a considerar son sus baterías, preferiblemente que sean de litio y recargables, pero prestando especial atención a su duración.

Otro elemento importante es el grado de intensidad, si esta es variable y que color ofrece para jugar con diferentes opciones decorativas.

Otros elementos decorativos solares para el jardín. Las fuentes solares

Los focos y las luces decorativas no son los únicos mecanismos que pueden ser utilizados en el jardín que funcionan con energía solar. Las fuentes solares para jardín representan un objeto altamente estético y elegante capaz de crear espacios únicos llenos de magia y vida.

El agua con su constante murmullo y frescor es capaz de entonar la música más relajante en cualquier jardín. Una fuente, por tanto, no es solo un elemento visual, es sonoro y también se siente a flor de piel, pues el ambiente se torna fresco y más agradable.

Las fuentes de jardín tienen un funcionamiento parecido a las luces, pero es el motor el que se alimenta con la energía solar. Su duración alcanza fácilmente los 3 días de duración con iluminación, son respetuosas con la naturaleza y más económicas de lo que en un principio se pudiera suponer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta. Be rural and green my friend.

LA BIBLIOTECA DE FORMAJARDIN