lunes, 27 de mayo de 2013

POBLACIÓN MUNDIAL Y MEDIO AMBIENTE

Todo ser humano genera un impacto en el entorno donde hábita, este puede ser mayor o menor, pero siempre suele ser negativo porque a estas alturas nadie se plantea volver a la edad de piedra.
 
En 2011 la humanidad alcanzó la cifra de 7.000 millones, en el año 1900 eramos 1.650 millones. En un periodo que no llega a doscientos años hemos multiplicado nuestra población más de cuatro veces. A ese ritmo podríamos suponer que en doscientos años más estaríamos cerca de la cifra de 30.000 millones, ¿sería esto posible?. Sinceramente creo que no por la Teoría de la transición demográfica que viene a explicar las distintas fases demográficas por la que pasa un país:

-Fase 1: Antiguo régimen demográfico. Las tasas de natalidad y de mortalidad son muy altas, por lo cual el crecimiento natural de la población es muy lento, e incluso inexistente.
 -Fase 2: Comienzo de la transición demográfica. Los índices de mortalidad bajan de forma repentina gracias a las mejoras en las técnicas agrícolas (que aumentan los rendimientos), las mejoras tecnológicas, los avances en medicina y alfabetización... Estos cambios contribuyen decisivamente a alargar la esperanza de vida de las personas y a reducir la mortalidad.
 -Fase 3: Final de la transición. los índices de natalidad inician un importante descenso motivado por: el acceso a la contracepción, la incorporación de la mujer a la educación y al mercado laboral, el acceso al Estado del bienestar, el proceso de urbanización, la sustitución de la agricultura de subsistencia por la agricultura de mercado, junto con otros cambios sociales.
 -Fase 4: Régimen demográfico moderno. Se caracteriza porque la tasa de mortalidad "toca fondo" y la de natalidad se iguala; consiguientemente, el crecimiento natural de la población vuelve a estancarse.
Al aplicar este modelo, y al constatar que hay una desaceleración del crecimiento poblacional, se deduce que la humanidad está entrando en la fase 4 antes mencionada, si bien algunos países ya la han pasado (países industrializados) y otros se encuentran en la fase 2 (países subdesarrollados). Asimismo se especula con una fase 5, en la que estarían entrando los países más avanzados, que muestra un crecimiento poblacional negativo, debido a que la tasa de natalidad cae por debajo de la de mortalidad (envejecimiento de la población).
Según el último modelo, elaborado por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, la población de nuestro planeta se estabilizará a mediados de este siglo, alrededor de 2050.
En los paises avanzados hay una mayor demanda en la alimentación que no tiene nada que ver con las necesidades biológicas.  Ante un aumento en la población mundial de las necesidades de alimentación, las respuestas faciles son la de utilizar los alimentos transgénicos, la de aumentar las tierras cultivables y la de utilizar formas intensivas de producción. Se habla de cantidad y poco se habla de calidad, además poco se tiene en cuenta la cantidad de comida que no llega al consumidor por meros valores esteticos, no hablemos ya de la que se derrocha en casa.
En los paises avanzados hay mayor necesidad de "lo material", se incrementan las actividades industriales. Los países en desarrollo que actualmente están experimentando un revolución industrial están cayendo en los mismos errores en los que cayeron  y siguen cayendo los países desarrollados, un ejemplo claro es el de China con un bestial crecimiento basado en la industria con efectos muy negativos en el medio ambiente de su territorio.
Por lo anteriormente dicho creo que no hay que temer una superpoblación mundial humana sobre el planeta, lo que hay que temer es cómo la población mundial avanza.

LA BIBLIOTECA DE FORMAJARDIN