miércoles, 14 de noviembre de 2012

PARQUE NATURAL DEL MONASTERIO DE PIEDRA

Este mes de octubre hice mi segunda visita a este parque, me gustaría compartir con vosotros esta joya de la convivencia entre el hombre y la naturaleza. Si vais a Zaragoza os recomiendo que lo visitéis, os aseguro que os va a impresionar.
 
El Monasterio de Piedra (Nuévalos, Comunidad de Calatayud, Zaragoza, Aragón, España), fue fundado en 1194 por trece monjes cistercienses venidos del Monasterio de Poblet, en el antiguo castillo de Piedra Vieja y junto al Río Piedra. Fue dedicado a Santa María de la Blanca y se catalogó como Monumento Nacional el 16 de febrero de 1983.
 
El río Piedra forma, al pasar por las inmediaciones del monasterio, un paraje de gran belleza paisajística, con muchas cascadas de agua que se dividen en innumerables hilos de agua o chorreras, siendo la cascada de la Cola del Caballo, con más de 50 m., la de mayor altura e interés. Unos senderos debidamente señalizados conducen por todo el parque, a lo largo de unos 5 km, a todos los sitios de interés del mismo.
 
Estas cascadas están formadas por la disolución de las calizas y la posterior precipitación de las mismas la cual ocurre al disminuir el caudal, con lo que la caliza disuelta va depositándose en capas sucesivas por las que discurre el agua formando innumerables saltos. Se trata de un fenómeno cárstico originado por las ligeras fluctuaciones en el propio caudal del río.
 
El parque también cuenta con varias grutas, descubiertas por el fundador del parque. Allí también se encuentra el llamado Lago Espejo. Recientemente, se pueden presenciar en las inmediaciones del parque espectáculos con aves, entre las que se encuentran lechuzas, águilas, buitres, búhos y alimoches.
 
Un parque de ensueño donde el agua marca el camino.
 
 
El paisaje exótico tiñe de verde ambientes y rincones, sintiendo el rumor de tumultuosas aguas y cascadas...
 
Escondido entre las abruptas sierras del Sistema Ibérico, el parque nos ofrece una de las experiencias más gratificantes que se pueden encontrar en el mundo, en su recorrido por un vergel insólito en torno al agua y su movimiento en cascadas y grutas.
 
La piedra inamovible, se forma magnífica, segura y acogedora en el reposo.
 
 

LA BIBLIOTECA DE FORMAJARDIN