miércoles, 5 de septiembre de 2012

¿NO SON MÁS NUTRITIVOS LOS ALIMENTOS ECOLÓGICOS?

Los alimentos ecológicos disminuyen la exposición a pesticidas y fertilizantes pero no tienen un valor nutritivo mayor que los producidos con técnicas convencionales, según un artículo que publica la revista Annals of Internal Medicine.
 
El consumo de los alimentos descritos en EE.UU. como "orgánicos" ha crecido enormemente: las ventas subieron de unos 3.600 millones de dólares en 1997 a más de 28.600 millones de dólares en el año 2011.
 
Un equipo de doce investigadores encabezado por Crystal Smith Spangler, de la Universidad de Stanford, revisó 17 estudios hechos en humanos y 223 estudios sobre los niveles nutritivos y de contaminación de los alimentos orgánicos, llevados a cabo entre 1966 y 2011.
 
Los científicos concluyeron que no hay diferencias significativas en el contenido vitamínico de las frutas y verduras orgánicas y las convencionales.
 
Se encontraron residuos detectables de pesticidas en el 7% de los productos orgánicos y en el 38% de los productos convencionales. Pero sólo tres de los estudios hallaron residuos de pesticidas que excedían los límites impuestos por la Unión Europea para los productos tanto orgánicos como convencionales.
 
Me pregunto si detrás de este informe está la multinacional Monsanto. Toda la vida creyendo que los alimentos ecológicos eran más sanos, y ahora nos dicen que no existe diferencia apreciable con los que no lo son.
 
Pero no es de estrañar existen informes que dicen que las antenas de alta tensión no provocan cancer, que el calentamiento del planeta es un hecho natural y poco tiene que ver el hombre, que los alimentos transgénicos no tienen ningún tipo de riesgo para la salud humana o ambiental, que las centrales nucleares no contaminan, etc.
 
El poderoso dinero hace que un informe destaqué en los medios de comunicación o se meta a un cajón. Por eso os digo que siempre hay que mirar con lupa la letra pequeña de estos informes tan impactantes.
 
**Fuente consultada: Agencia EFE.

LA BIBLIOTECA DE FORMAJARDIN