martes, 6 de diciembre de 2011

GESTIÓN SOSTENIBLE DE ZONAS VERDES

Mikel Baztán responsable de la agenda local 21 de noáin: "Ahorramos 200.000 euros al año por hacer una gestión sostenible".

El responsable de la Agenda Local 21 de Noáin-Valle de Elorz destaca la importancia de las zonas verdes urbanas en los municipios, si bien añade que "el monte y el espacio físico libre es un colchón grandísimo". En el servicio de jardinería y Agenda 21 que dirige trabajan siete personas, incluido él. Este equipo, además de la labor educativa y formativa, se encarga del mantenimiento de las superficies verdes del valle junto con empresas privadas, que asumen el 50% de la carga de conservación con los mismos criterios del Ayuntamiento, en cuanto a ecología y responsabilidad ambiental y social. Ahora, tras quince años de experiencia, Mikel Baztán considera que han demostrado que su método funciona y que otros ayuntamientos deberían sumarse. "Es más problemático cambiar las mentes, que lo que es la implantación de este sistema en sí", asegura.

Defiende con ahínco que los ayuntamientos deben apostar por la jardinería ecológica y, para ello, expone sus resultados. Con 400.000 m2 de zona verde, Noáin-Valle de Elorz se gasta al año 400.000 euros en su mantenimiento: un euro por metro cuadrado

La Organización Mundial de la Salud recomienda un mínimo de 10-15 metros cuadrados de zona verde por habitante. ¿Por qué son importantes estos espacios verdes para las localidades y sus vecinos?

Es algo natural. Es el medio más natural que tenemos en el medio urbano, lo que nos acerca a nuestros orígenes y, además, es lo que, de alguna forma, permite respirar a nuestros pulmones, alegrarnos la vista... En definitiva, utilizar los sentidos, que es algo primitivo y vital y, por tanto, necesario. Es un poco el contrapunto al hormigón, a las carreteras, los coches, las fábricas y yo creo que es una necesidad vital.

Defiende con vehemencia la importancia de que se utilicen técnicas de jardinería ecológica. ¿Por qué?

Sí. Aquí hay un tema principal que es la sostenibilidad que tiene la parte social, que la gente pueda disfrutar de una salud física y mental notable, y a ello contribuyen las zonas verdes. Está la parte económica de buscar que esas zonas sean económicamente sostenibles, y en esa faceta contribuyen el buscar la eficiencia en el uso del agua, delimitar qué zonas verdes hay que regar y cortar intensivamente y cuáles no, en función del uso; diseñar y mantener con mucho criterio nos va a dar la economía, que es lo que nos está ocurriendo. Estamos ahorrando unos 200.000 euros anuales por hacer una gestión sostenible de la jardinería y luego está el tema ambiental. Llevamos 15 años sin utilizar ningún producto químico de síntesis, con lo cual además de estar ahorrando dinero y cuidando la salud de las personas, estamos cuidando la salud del entorno y esto da como consecuencia que hay más equilibrio, más salud de las propias zonas verdes, del arbolado, de la hierba y no solo eso, sino que incluso estamos haciendo que los jardines puedan producir alimentos ecológicos, que es un paso más.

¿Resulta más barato?

Habiendo demostrado que la jardinería ecológica funciona, que se pueden tener zonas verdes de altísima calidad y siendo sanas, además demostramos que son más económicas. El que nos salga un euro metro cuadrado año en el mantenimiento de zonas verdes quiere decir que nos sale a la mitad de coste que en muchísimos municipios, e incluso en algunos casos bastante menos y eso conlleva una gestión seria en lo económico, en lo social y en lo ambiental. Estamos cuidando esa tierra, no la estamos esterilizando con los abonos químicos, no la estamos envenenando con todo lo que son pesticidas y, por tanto, estamos cuidando a los usuarios y a los trabajadores.

**Fuente utilizada: www.noticiasdenavarra.com

LA BIBLIOTECA DE FORMAJARDIN