miércoles, 4 de mayo de 2011

NORMAS GENERALES PARA LA ELABORACIÓN DE EXÁMENES

La redacción de los ítems de pruebas objetivas exige una serie de condiciones de carácter general y otras de carácter específico o concreto. A continuación trataremos las de carácter general que afectarían a todos los ítems de cualquier tipo:

Vocabulario: el vocabulario del ítem debe ser comprensible para todos los que se examinan. No deben utilizarse palabras complicadas que impidan al alumno entender la pregunta.
Ejemplo:
(Mal) La capital europea de la industria criogénica es .................
(Bien) La capital europea de la industria del frío es .................

Redacción: hay que redactar la pregunta de manera que exija una respuesta exacta. Si una pregunta está formulada de manera ambigua o demasiado general podrá tener varias respuestas correctas o ser cierta y falsa según la enfoque el alumno.
Ejemplo:
(Mal) La ciudad más importante de Suiza es .................
(Bien) La ciudad con más habitantes de Suiza es .................

Comprensión: no plantear las preguntas de manera que puedan ser contestadas por simple memorización, salvo cuando ésta sea imprescindible. La memorización es necesaria cuando sirve para algún fin específico (como fórmulas y operaciones aritméticas) para poder aplicarlo a determinadas situaciones. Sólo es correcto puntuar la "simple memorización" cuando ésta sirve como medio y no como fin.

Independencia: debe evitarse la interdependencia entre dos o más preguntas. No debe existir interrelación entre varias preguntas de modo que para contestar a una de ellas se tenga que haber contestado a las anteriores.
Ejemplo:
(Mal) 1ª. París tenía 6.357.000 habitantes en 1980 y 7.475.000 en 2000.
¿En qué porcentaje se ha incrementado la población desde 1980 a 2000?
2ª. Calcular la población en 2020 suponiendo que se mantenga el mismo
porcentaje de crecimiento.
Si se contesta mal la pregunta 1ª, la 2ª tendrá también el resultado incorrecto. La solución es formular ambas cuestiones en preguntas independientes.

Juego limpio: evitar el uso de trucos o trampas. Se deben evitar aquellos ítems que plantean trampas o problemas capciosos o juegos de palabras que puedan despistar al alumno conocedor de la respuesta correcta.
Ejemplo:
(Mal) ¿Cuántos nuevos estados nacionales se han adherido a la Unión Europea después de 1975, teniendo en cuenta que hay países como Alemania que están compuestos por estados federados?
(Bien) ¿Cuántos estados nacionales han firmado el tratado de adhesión a la Unión Europea después de 1975?

Significación: no hay que recurrir a trivialidades. A veces, para obtener un buen nivel de dificultad y discriminación de los ítems, el diseñador de pruebas recurre a trivialidades para complicarlos. Estos ítems carecen de valor, ya que exigen la memorización de minuciosidades que no suponen un aprendizaje de calidad.
Ejemplo:
(Mal) ¿Cuántos puestos fronterizos permanecen abiertos en Alemania durante el invierno?
(Bien) ¿Con qué países tiene frontera terrestre Alemania?

Una de las normas generales que más debe cuidarse en la elaboración de ítems es el grado de dificultad de la prueba. Hay que evitar dar a conocer claves reveladoras. A veces en la redacción de la pregunta existen claves o pistas que insinúan al alumno "avispado" la solución correcta sin que él supiese de antemano la respuesta.
Existen tres clases de claves:
Verbales: son las que resultan de una asociación verbal entre la pregunta y su respuesta.
Ejemplo:
(Mal) Una mujer nacida en Santiago de Chile tiene el gentilicio de...
a) Santiaguina
b) Mascateña.
c) Cairota.

(Bien) Una mujer nacida en Santiago de Chile tiene el gentilicio de...
a) Santiaguina
b) Santichilena
c) Santiagüesa

Gramaticales: son instrucciones gramaticales que descubren la respuesta al concordar gramaticalmente la respuesta con lo preguntado, generalmente en el género (masculino-femenino), o en el número (singular-plural).
Ejemplo:
(Mal) Nimega es una ciudad de los Países...
a) Oriente
b) Bajos
c) Interior

(Bien) Nimega es una ciudad de los Países...
a) Orientales
b) Bajos
c) Interiores

Por heterogeneidad: son las que resultan por la discordancia entre los conceptos de un conjunto. Se dan fundamentalmente en las alternativas de las pruebas de selección múltiple o en las de las pruebas de correspondencia de pares.
Ejemplo:
(Mal) Asocia cada elemento de la columna A con uno de la B.
Columna A - Columna B-
Cracovia Suiza
Lucerna Polonia
Funafuti Eslovaquia
Bratislava Tuvalu
Todas las premisas y respuestas están asociadas a ciudades y países de Centroeuropa, salvo una (heterogénea) que se refiere a Oceanía, lo que constituye una clave evidente.

(Bien) Asocia cada elemento de la columna A con uno de la B.
Columna A - Columna B-
Cracovia Suiza
Lucerna Polonia
Aquisgrán Eslovaquia
Bratislava Alemania

El resto de normas de elaboración que afectan a todos los ítems de cualquier tipo son las siguientes:

Exhaustividad: abarcar con la prueba todas las líneas de la materia por evaluar, asignando un número de ítems proporcional a la importancia de cada área. De esta forma aumenta la validez de la prueba.

Idoneidad: elegir el tipo de ítem apropiado para cada uso. Entre los diversos tipos de ítems, algunos son más adecuados para medir ciertos objetivos, otros presentan limitaciones en la comprobación de ciertos aprendizajes. Por tanto, cada ítem debe elegirse en consonancia con el tipo de objetivo o tipo de aprendizaje que se pretende evaluar.

Números cerrados: no permitir la elección de ítems. El elaborar una prueba con mayor número de ítems del exigido para responder, a fin de que los alumnos elijan los que deseen contestar (una prueba de 60 ítems que pide al alumno que sólo responda a 50 de su elección), es una práctica contraria a la técnica de evaluación, ya que los resultados no son comparativos y además se reduce la validez del contenido.

Clasificación: agrupar juntos todos los ítems de un solo tipo y dar instrucciones para contestarlos. Como es posible que en una prueba aparezcan ítems de distinto tipo, deben agruparse por bloques, evitando así posibles confusiones. Si las instrucciones fuesen algo complicadas pueden ponerse algunos ítems resueltos como ejemplo.

Contraste: dar a leer los ítems a otros docentes por si existiesen ambigüedades o errores en la redacción que puedan pasar inadvertidos al autor de la prueba, ya que a menudo, al haber redactado uno mismo el ítem, es difícil percatarse de un doble significado, una imprecisión, etcétera.

Improbabilidad: evitar que la respuesta a un ítem sea tan obvia que se pueda contestar correctamente sin necesidad de haberla estudiado.


**Fuente utilizada: Apuntes del curso de Formador Ocupacional (SERVEF)

LA BIBLIOTECA DE FORMAJARDIN