sábado, 5 de julio de 2014

EL PAISAJE COMO RECURSO

Paisaje gallego
El paisaje como recurso se puede definir como el espacio que provoca una serie de sensaciones que tienen que ver con componentes estéticos, culturales o emocionales y en el que existe un amplio sistema de interrelaciones.

Componentes del paisaje:

Son los elementos estructurales naturales (abióticos y bióticos) o artificiales que conforman el paisaje. Se agrupan en cuatro componentes:

1-El componente geomorfológico de paisaje: Formado por el relieve, el tipo de suelo y el elemento hidrológico.

2-El componente climático del paisaje: Engloba los vientos dominantes, nieblas matinales, brumas, nieves, etc.

3-El componente biótico: Se refiere a la distribución y a la densidad de la vegetación.

4-El componente antrópico del paisaje: Son las estructuras del paisaje debidas a la acción humana, como presas, carreteras, tendidos eléctricos, asentamientos rurales y urbanos, industrias y explotaciones agrícolas y ganaderas.

¿Por qué existe tanta diversidad de paisajes?.

La biosfera del planeta no presenta las mismas características a lo largo de toda su extensión. El clima, los accidentes geográficos, la luz, los colores, el agua, el suelo, etc. Son factores que se condicionan entre sí para dar lugar a la gran variedad de paisajes existentes, todos y cada uno de ellos adaptados a las condiciones de cada zona.

El clima polar y las nieves perpetuas dan como resultado un tipo de paisaje distinto al que se forma con el calor tropical y las lluvias frecuentes. Por tanto los seres vivos y las relaciones entre sí serán distintas en los dos climas.

Por otra parte, teniendo en cuenta el grado de intervención del ser humano en el paisaje podemos hacer dos distinciones:

a) El paisaje natural que está moldeado por la propia naturaleza y no existe ninguna huella de la actividad humana.

b) El paisaje antrópico, donde la huella de actuación humana es evidente.

La percepción del paisaje:

El ser humano, gracias a su actividad psíquica, analiza e interpreta lo percibido. A partir de ello, para que exista un paisaje deben darse dos requisitos:

1-La existencia de un espacio físico constituido por una porción de terreno o una masa de agua.

2-La percepción de este territorio originada por la alteración de los órganos de los sentidos.

La imagen del paisaje se forma en la mente de la persona gracias a la información que se recibe a través de los sentidos: formas, tamaños, colores, movimientos, sonidos, ordenación de los elementos, etc. Otra mucho más oculta es la formada por las relaciones existentes entre los distintos componentes del paisaje: seres vivos, clima, luz, suelo.

**Fuente utilizada: La enciclopedia del estudiante. Ed: Santillana.

LA BIBLIOTECA DE FORMAJARDIN