domingo, 12 de diciembre de 2010

UN JARDINERO HA DE LABRARSE SU PROPIO CAMINO

Le pedí a un amigo que me relatará como había sido su camino hasta ser jardinero. Con este relato he buscado motivar a mis alumnos.

En tiempos díficiles solamente hay que luchar más.

Autor: J.R.

Hola!, yo empecé a trabajar muy pronto, de camarero, en una fábrica haciendo cajas de navidad y finalmente acabé en una fabrica de  plástico (bastante grande de la Comunidad Valenciana), estuve en ésta, durante unos 6 años cobrando un sueldo medio. El último año de estar en ésta, hicieron un ERE y muchos decidimos irnos con el finiquito porque a la larga iban a despedir a mucha gente y cuanto antes nos fuéramos mejor.

Me apunte al paro, y estuve cobrando éste 2 años. Mientras, estuve estudiando para una oposición de conserje, me la saqué, pero todavía no me han llamado (como para perder tiempo y dinero en una oposición). Estuve también ayudando a un amigo que se dedicaba a la jardinería, durante todo el tiempo que estuve ayudando a mi amigo fui aprendiendo todo sobre céspedes, árboles y sobretodo riego (lo más difícil desde mi punto de vista).

Con unos ahorrillos que tenía, me compré las herramientas más básicas para poder ir tirando, haciendo mantenimientos en jardines, eché publicidad por todas las urbanizaciones cercanas a mi domicilio y me compré una C15 así fui abriéndome paso entre la competencia. Poco a poco, fui cogiendo más mantenimientos y podas, la furgoneta con el tiempo empezó a fallar, la llave no se podía sacar del contacto, la ventanilla de delante se bajaba sola...en fin un caos, pero aun así eché para adelante.

Poco a poco, empecé a llevar a gente conmigo, fui cogiendo más mantenimientos y así pude comprar más maquinaria  e incluso una furgoneta. De esto hace ya unos 5 años y hoy por hoy llevo a varios trabajadores conmigo, y me va muy bien. Después de tanto trabajo, ha dado su fruto pero ahora lo importante es mantenerlo, porque lo difícil no es ganar un jardín sino mantenerlo durante años, ya que debes de tenerlo perfecto todas las semanas porque a la mínima el dueño se busca a otro. Pero bueno, es cuestión de organización, constancia y responsabilidad. En cuanto al trabajo, es bastante duro y sacrificado pero obtienes resultados a final de  mes.

LA BIBLIOTECA DE FORMAJARDIN